No quiero un falso especialista

Después de un concurso de selección entre decenas y a veces cientos de médicos generales, se eligen a los futuros cirujanos plásticos.

La residencia universitaria que estos postulantes deben completar es un nuevo período de estudios, en el que, como su nombre lo indica, prácticamente residen en el hospital.

Durante estos años, el médico residente, con un conocimiento muy básico y general de la cirugía, recibe un profundo, supervisado y complejo entrenamiento quirúrgico, que al final de 14 o 16 años lo convertirá en un especialista.

Las experiencias reconstructivas en cirugía de cáncer, de quemados y de víctimas de accidentes, le enseñarán a este médico sobre la importancia de restaurar la función y las experiencias estéticas de estos pacientes, además de que lo nutrirán en aspectos como la belleza y la armonía.

Aprenderán que ambos conocimientos son necesarios e inseparables para lograr el mejor resultado en una cirugía plástica.

Además, la experiencia será necesaria para resolver las complicaciones propias de la especialidad y en mayor medida para corregir aquellas producidas por intrusos en el campo de la cirugía plástica.

No se dejen confundir por aquellos que sustentan su aprendizaje en unos cuantos cursos teóricos y se autodenominan especialistas.

Por eso, si usted está pensando en someterse a un procedimiento estético, busque la excelencia; no arriesgue su salud y su integridad.

Dr. Giovanni Montoya Mora
Cirujano plástico, estético y reconstructivo
Asociación Costarricense de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética (ACCPRE)